Estas aqui: Salud Tu cuerpo Consecuencias del exceso o carencia de sodio en el cuerpo

Consecuencias del exceso o carencia de sodio en el cuerpo

Entre los minerales más importantes para el cuerpo humano destaca el sodio, mismo que se encuentra en diversas partes del mismo y cumple con diferentes funciones que propician el buen funcionamiento del organismo,  es por eso que el exceso o la carencia de sodio puede derivar en un sinfín de problemas y malestares que afectarán nuestra salud.

Entre las principales tareas de las que se encarga destacan el equilibrio de los líquidos en el cuerpo, el control del volumen de la sangre y manutención de la presión arterial, funciones en las que en menor medida también influye el potasio.

El sodio se encuentra principalmente en la sal de mesa, alimentos de origen vegetal como el huevo, carne, pescados, en lácteos como el queso, la leche, y en algunos otros alimentos como galletas, donas, pan de dulce, tortas, etc., mientras que las frutas y verduras presentan menores niveles.

Gracias a que este mineral está presente en la mayoría de alimentos que consumimos, es difícil mantener o ingerir niveles adecuados, que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud no debería ser mayor al consumo de seis gramos al día.

El exceso de sodio puede ocasionar problemas tales como la retención de líquidos y mayor producción de orina, situación que obliga al riñón, corazón e hígado a trabajar más allá de lo que deberían, lo que puede generar insuficiencia renal, cardiaca o hepática, a su vez, la retención de líquidos provoca un aumento en el volumen de la sangre, lo que causa hipertensión arterial.

Además, diversos estudios han atribuido al sodio problemas de osteoporosis, pues al existir una desestabilización de los minerales reguladores del agua, el organismo usaría al calcio para bloquearlo y eliminar así los líquidos.

En contraste, la carencia del mineral en el organismo puede provocar hipotensión postural, que es el descenso de la presión sanguínea, esto provoca síntomas como mareo, visión borrosa y vértigo, sin embargo es muy poco frecuente que se pierda potasio, y las situaciones por las que se puede dar se deben a problemas como vómito, diarrea, deshidratación causada por el sudor o actividad física excesiva.

Para evitar padecer problemas de insuficiencia renal, hepática o cardiaca, de hipertensión arterial o incluso de osteoporosis evita el consumo mayor a seis gramos de sal al día, además, aumenta tu consumo de vegetales y verduras, alimentos que además de brindarte una amplia variedad de nutrientes, contienen bajos niveles del mineral.

Banner