Estas aqui: Salud Tu cuerpo La parálisis facial, ¿qué hacer?

La parálisis facial, ¿qué hacer?

Ciudad de Puebla, Pue.- Un 75 por ciento de los casos de parálisis facial se deben a la conocida “parálisis de Bell”, es decir, el nervio facial resulta inflamado y en consecuencia es imposible concretar acciones comunes como beber o comer.

Así, un accidente cerebro-vascular puede causar la parálisis del rostro, cuando eso sucede, la persona puede cerrar el ojo en el lado afectado, además de arrugar con trabajo su frente, sin embargo, aquellos con parálisis Bell no pueden ejecutar ninguna de las dos acciones.

Cabe mencionar que los accidentes cerebro-vasculares pueden derivar también en parálisis en otros nervios en un lado del cuerpo. Existe también parálisis facial por un tumor cerebral, generalmente se desarrolla de manera lenta, causa previos dolores de cabeza, crisis epiléptica o hipoacusia.

En los recién nacidos, la parálisis facial se puede derivar de un traumatismo durante el nacimiento, un factor que debe ser atendido con prontitud.

Pero ¿qué cuidados debe haber en el hogar? Siempre el tratamiento depende de la causa, sin embargo las recomendaciones terapéuticas de los médicos deben ser atendidas con exactitud, en ocasiones se utilizarán esteroides, depende como se dijo anteriormente, por los  motivos que originan la parálisis.

Si es imposible cerrar el ojo completamente, es necesario proteger la córnea contra la resequedad, eso es posible con gotas o gel oftálmico lubricante de prescripción médica.

La parálisis facial requiere tratamiento especial, en caso de que la sufra no lo deje a su suerte, consulte a los especialistas. Ir al médico es prioridad si tiene debilidad o entumecimiento de cara.

Una vez que se llega al consultorio, el médico llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas, incluyendo: ¿estás afectado de ambos lados de la cara? ¿Sufrió recientemente una enfermedad o lesión? ¿qué otros síntomas se presentan? Eso puede implicar salida de saliva, dolores de cabeza, crisis epiléptica, problemas visuales, debilidad o parálisis.

En esos casos se realizan exámenes de sangre, tomografías computarizadas, electromiografía y resonancia magnética.

El médico puede remitirlo a un fisioterapeuta, a un logopeda o a un terapeuta ocupacional. Si la parálisis facial ocasionada por la parálisis de Bell persiste por más de 6 a 12 meses, se puede recomendar la cirugía plástica para mejorar el cierre del ojo y la apariencia facial.

No se descuide, consulte a su médico.

 

Banner