Estas aqui: Salud Familia ¿Sientes ‘hormigueo’ en la cara? ¡CUIDADO!

¿Sientes ‘hormigueo’ en la cara? ¡CUIDADO!

Ciudad de Puebla, Pue.- ¿Sientes hormigueo en el rostro? ¿Presentas tics? ¿Debilidad en uno o ambos lados de la cara? ¿Caída de algún párpado? ¿Sequedad en los ojos o boca? ¿Tienes deterioro del gusto? No lo tomes a la ligera, pudieras presentar síntomas de parálisis de Bell.

Los indicios de este tipo de parálisis varían entre las personas y fluctúan en gravedad desde una debilidad leve a parálisis total, muchos se percatan cuando inconscientemente derraman líquidos al no lograr cerrar bien la comisura de la boca.

Consecuencia de que el nervio facial tiene tantas funciones y es tan complejo, el daño del nervio o interrupción de funciones puede generar varios problemas, mismos que se presentan súbitamente o en un máximo de 48 horas, por lo que es importante acudir rápidamente al neurólogo.

Además, otros síntomas pueden involucrar dolor alrededor de la mandíbula y detrás del oído, zumbidos, dolor de cabeza, pérdida del gusto, hipersensibilidad al sonido del lado afectado, problemas para hablar y mucha dificultad para comer o beber.

Cabe mencionar que la parálisis Bell es una modalidad de parálisis facial temporaria que se produce por el daño o trauma a uno de los nervios faciales. 

Una vez que se produce, interrumpe la función del nervio facial, causando la interrupción de los mensajes que el cerebro le envía a los músculos faciales, misma que produce debilidad o la parálisis facial.

La parálisis Bell se produce cuando el nervio que controla los músculos faciales está hinchado, inflamado o comprimido, sin embargo se desconoce  qué es lo que causa el daño.

Publicaciones médicas señalan que puede tratarse de una infección viral como una meningitis  o el virus de las llagas del resfrío común. Cabe mencionar que los casos leves tienen una recuperación rápida, siempre y cuando sea atendido por un profesional.

Se pueden ver afectados hombres y mujeres de cualquier edad, pero es menos común antes de los seis años y después de los 60 años,  ataca de manera desproporcionada a mujeres embarazas y personas que padecen diabetes o enfermedades respiratorias.

No existe una cura o curso estándar para la parálisis, el factor más importante en el tratamiento es eliminar la fuente del daño nervioso.

En los casos muy leves desaparece sola a las dos semanas, sin embargo no está en nuestras manos auto-determinarlo, por eso los especialistas incluyen medicamentos y terapias.

Algunas personas reciben masajes y cambio de temperatura, aunque solamente los especialistas sabes qué es lo apto para cada persona, relajación, estimulación, vitaminas B12, B6 y Zinc.

Lo más importante es que si identificaste algún síntoma acudas al neurólogo o al médico de confianza para que pueda canalizarte de manera adecuada.

 

Banner